Somos Hidalgo
Image default
Sin categoría

Una disciplina que se disfruta con el alma y enriquece la vida

Por sus exponentes, la lucha libre es parte fundamental de la identidad y es un referente de la cultura en Hidalgo. Un personaje que forma parte de este entrañable deporte es José Luis Paredes, mejor conocido en el pancracio como el Andrés García de la lucha libre

Su trayectoria de 25 años como luchador profesional y réferi comenzó por inspiración de su hermano, el luchador Flama 2000, ejemplo que lo motivaría a capacitarse con Rafa el Maya en Ciudad de México. 

“Yo veía sus entrenamientos y eso me atraía mucho, por lo que decidí prepararme en México para poder interactuar con los luchadores, pero nadie más que mi hermano y yo en mi familia incursionamos en este deporte”. 

Te recomendamos: Josué lleva al máximo su pasión por los autos

Su principio como luchador profesional fue casi de manera simultánea a su ejercicio como réferi, trabajando en distintas empresas y arenas de Pachuca y en otros estados del país, siendo representante del estado. 

“Desde que estudiaba en el Politécnico de Pachuca dedicaba las tardes a practicar lucha libre en el Centro Social y Deportivo Pachuca, que era el de los mineros, eso en el año del 75. La preparación en esta actividad es de años, para poder subir a un luchador al ring son mínimo de tres a cinco años de trabajo, y continúa, porque siempre surgen nuevos luchadores, llaves, vuelos… la lucha libre nunca tiene un final”. 

Foto: Jessica Manilla

El Andrés García de la lucha libre asegura que este, como todos los deportes, implica disciplina y constante actualización, siendo una actividad que aleja a la juventud de adicciones y conductas que perjudiquen su desarrollo social y académico. 

“La lucha libre tiene un papel importante porque somos como terapeutas, la gente nos visita y se desestresa porque grita, ríe y disfruta con nosotros cada lucha”. 

Explicó que sus funciones como réferi consisten en moderar a los luchadores y cuidarlos en cada presentación, para evitar lesiones dentro y fuera del cuadrilátero. 

Foto: Jessica Manilla

“Al ser un deporte de contacto, estamos expuestos a sufrir algún accidente; me ha tocado ver y apoyar a compañeros que se zafaron un brazo o tienen alguna fractura, pero todas siempre tratadas de manera inmediata, ya que en las arenas se cuenta con doctores”.  

Como luchador profesional y réferi certificado ha estado compartiendo con destacados compañeros en luchas de campeonato, en sus distintas vertientes: a ras de lona, lucha olímpica, grecorromana y libre. 

Tanto como gladiador y réferi, José Luis Paredes ha estado presente en arenas de Oaxaca, Querétaro, Ciudad de México y otros estados, sumándose a eventos deportivos y sociales con causa. 

Puedes leer: Yoksan Pérez quiere trascender a través del porrismo y la danza

Proyectos 

Un proyecto en el que recientemente participó fue en el experimento social “Luchitas callejeras”, organizado por la productora de cine Eva Films, en colaboración con el Instituto Municipal para la Cultura de Pachuca, iniciativa que buscó promover la activación física entre la población joven de la ciudad. 

Asimismo, y de forma permanente, brinda asesoría y clases a personas mayores de 5 años, en la Arena Ángeles y la Arena del Campesino del Valle, en Santa Julia. 

El luchador rudo comparte que en estos espacios se tienen funciones de dos a tres veces por semana, anunciando la programación de todas las arenas de Pachuca en redes sociales de “Entre cuerdas”. 

“Yo invito a los jóvenes a que se alejen de los vicios y participen en cualquier deporte que les guste, pero especialmente en las luchas, porque es una actividad que enriquece la vida, mejora la condición y se disfruta con el alma”. 

«Yo invito a los jóvenes a que se alejen de los vicios y participen en cualquier deporte que les guste»

Enlace a la fuente

Noticias relacionadas

La Crónica de Hoy en Hidalgo ~ 28 / 01 / 2023

Somos Hidalgo

Edda Vite inicia la distribución de cacao en la huasteca – NEWSHIDALGO

Somos Hidalgo

Querétaro ahorca a la industria con los impuestos ecológicos más altos del mundo – El Sol de Hidalgo

Somos Hidalgo